La mosca Drosófila de alas manchadas (Spanish)

W.D. Hutchison y Suzanne Wold-Burkness
Departamento de Entomología, Universidad de Minnesota

Introducción

SWD femaleFigura 1. Mosca SWD hembra en una frambuesa negra (S. Wold-Burkness, U de MN).

La mosca Drosófila de alas manchadas (SWD en inglés), Drosophila suzukii, es una plaga invasora que ataca los cultivos de frambuesas, arándanos, moras, uvas y fruta de hueso. La SWD es nativa de Asia y fue detectada por primera vez en California en 2008. Desde entonces se ha diseminado a la mayoría de las regiones principales de cultivo de fruta de los EEUU. En agosto de 2012 se confirmó su presencia en los condados de Ramsey, Hennepin, Anoka y Olmstead en el estado de Minnesota. Desde 2012 se ha diseminado por todo el estado y se ha detectado en muchos de sus condados. Hasta la fecha, los cultivos afectados han sido principalmente frambuesas y arándanos, pero también se ha observado infestación en los cultivos de fresas, uvas y moras silvestres.


Biología

Las moscas adultas de SWD son muy similares a otras pequeñas moscas de vinagre, comúnmente llamadas moscas de fruta, que se observan ocasionalmente volando sobre bananos maduros en la cocina. Sin embargo, a diferencia de estas otras moscas que se alimentan típicamente de fruta demasiado madura o podrida, la SWD puede alimentarse de fruta sana, intacta, en proceso de madurar. Las hembras de SWD tienen un ovopositor serrado especial (que utilizan para poner huevos) que puede punzar la cáscara de muchas especies de bayas, depositando 3 o más huevos en cada baya y por lo tanto produciendo numerosas larvas (gusanos blancos) en cada baya. Las larvas se alimentan adentro de la fruta formando áreas hundidas de color café. Las larvas salen de la fruta para convertirse en pupas y más tarde en moscas adultas. Cada generación, de huevo a adulto, puede ocurrir en un corto plazo de 7-10 días, dependiendo de la temperatura. Por lo tanto, se pueden producir múltiples generaciones de SWD en un año, agregando generaciones durante todo el verano. La fase de hibernación de la SWD es la de adulto y su habilidad de sobrevivir los inviernos de Minnesota se desconoce.

swd maleFigura 2. Mosca SWD macho con marcas características en las alas (Sheila Fitzpatrick, Agriculture & Agri-Food Canada, Pacific Agri-Food Research Center, Agassiz).
SWD femaleFigure 3. Female SWD fly (note the lack of wing markings), with close-up view of the ovipositor, with serrated edge (Sheila Fitzpatrick, Agriculture & Agri-Food Canada, Pacific Agri-Food Research Center, Agassiz).

Daños

La mosca SWD se ha convertido en una de las especies de plagas más dañinas e invasivas que han ocurrido en Minnesota. Como se indicó previamente, la larva de SWD se alimenta de fruta sana, intacta, en proceso de maduración. En particular, la SWD se alimenta de frutas de cáscara delgada y suave como frambuesas, moras, arándanos, fresas, uvas, ciruelas y cerezas. Es posible que los síntomas de la presencia de las larvas no se detecten hasta después de que los cultivos se han cosechado y a veces hasta que la fruta se encuentra en las manos del consumidor. Además del daño causado directamente por la larva, éste hace que la fruta se vuelva susceptible a la infestación de otros insectos y hongos y bacterias de la putrefacción. 

swd damageFigura 4. Frambuesa dañada, las drupas se ponen jugosas y colapsan (S. Wold-Burkness, U de MN).
swd larvaeFigura 5. Múltiples larvas de SWD obtenidas de una sola frambuesa (S. Wold-Burkness, U de MN).

Manejo

Los tipos de fruta susceptible a la infestación de la mosca SWD, típicamente se vuelven susceptibles desde que aparece el primer cambio de color hasta que se cosecha. La mosca SWD también es capaz de poner huevos en fruta demasiado madura, por lo cual el saneamiento también es clave para controlar esta plaga. La acción de manejo se debe enfocar en la ventana de susceptibilidad, durante la cual la fruta está madurando. Si las moscas SWD están presentes en trampas o se observan larvas durante la ventana de susceptibilidad, las opciones de manejo dependerán de varios factores, incluyendo el nivel de infestación, el método de manejo (ej. orgánico o convencional) y la etapa con relación a la fecha de cosecha. Actualmente no hay un límite económico establecido para la SWD; un método conservativo es el uso de la captura de las moscas en la granja o el uso de data regional de trampas como indicador de actividad temprana para iniciar las medidas protectoras si la SWD está presente y las bayas están en una fase susceptible. Si la fruta está madurando o ya está madura y se encuentran moscas SWD atrapadas, los productores deben: 1) Implementar controles de cultivos donde sea posible y 2) Proteger la fruta hasta el tiempo de cosecha utilizando insecticidas registrados.

Monitoreo

swd trapFigura 6. Trampa comercial para moscas SWD. (S. Wold-Burkness, U de MN).

Es crítico desarrollar un programa efectivo de monitoreo de la SWD para implementar un programa Integrado de manejo de plagas (IPM en inglés). El monitoreo debe efectuarse desde el momento de floreo hasta el final de la cosecha. Esto le permite al productor identificar el principio y el final de la actividad de la mosca, aunque el período más crítico del monitoreo es cuando el color de la fruta se empieza a desarrollar hasta el tiempo en que se cosecha.  Este es el período cuando la fruta es más susceptible a la infestación por la SWD. 

Las moscas adultas de SWD se pueden atrapar utilizando trampas hechas en casa o trampas comerciales. Las trampas comerciales de Scentry (que utilizan agua y jabón) y Trece (que utilizan vinagre de cidra de manzana), usan un señuelo y una solución de ahogo y están disponibles en Great Lakes IPM. Las instrucciones para construir su propia trampa se pueden encontrar en la página Extension de la Oregon State University.

Las trampas se deben colgar en el frutal, en un área de la copa que tenga sombra, usando alambre para colgarlas (Fig. 4), asegurándose que estén libres de vegetación y con los agujeros expuestos para que las moscas tengan libre acceso.

Las trampas deben chequearse 1-2 veces por semana para detectar las moscas SWD y con más frecuencia si la fruta ya está lista para cosechar, observando la cinta pegajosa amarilla (si se ha usado esta) y el líquido de ahogo. Después de cada chequeo, se debe colocar solución de ahogo fresca, ya sea agua o vinagre y desechar la sucia lejos del área. Es necesario documentar y mantener récords de las moscas SWD capturadas para detectar los períodos de actividad de las moscas. También debe documentarse la fase de maduración de la fruta.


Control de cultivos

Fallen fruitFigura 7. Futa caída que puede convertirse en fuente de reinfestación de la SWD (S. Wold-Burkness, U de MN).

Se pueden usar varias prácticas de cultivo, incluyendo el uso de cosechas puntuales y la remoción de fruta demasiado madura de los campos lo más pronto posible para minimizar el depósito de huevos de la SWD y el desarrollo de larvas. Con este propósito los cultivadores de fruta de otras regiones del país envían a recogedores a los campos con un recipiente para colectar buena fruta y otro recipiente para colectar fruta demasiado madura, la cual se descarta. Esta práctica suele funcionar mejor en operaciones de pequeña producción que en operaciones comerciales de gran escala. Vale la pena hacer una última pasada para limpiar y recoger las últimas bayas de los arbustos, pero este enfoque no se ha evaluado todavía y también dependería de la escala de la operación.  Potencialmente, otra opción sería la remoción de plantas silvestres huéspedes que estuvieran creciendo cerca de los campos de producción que podrían albergar poblaciones de la SWD, pero esta opción todavía no se ha estudiado en los campos. Plantas silvestres huéspedes incluyen la madreselva, uva silvestre, hierba carmesí, frambuesa negra y zarzamora. Estudios conducidos recientemente en Oregón compararon varias formas de incrementar la mortalidad de la SWD en bayas infestadas, ej. cómo descartar más efectivamente la fruta infestada. Dos métodos que funcionaron bien en la eliminación de la SWD fueron los siguientes: 1. Descartar la fruta en bolsas plásticas transparentes o negras y 2. Solarización, donde se colocaron cubiertas de plástico de 1-2 ml sobre la fruta en una ubicación soleada y sellada alrededor con tierra. Nota importante: simplemente enterrar la fruta infestada no resultó ser un método efectivo. El enfriamiento (ej. refrigeración a 37-39F) de la fruta inmediatamente después de cosecharla también promete ser un método efectivo para prevenir que los huevos eclosionen y/o desacelerar el desarrollo de larvas y causar la mortalidad de estas. (Marwa et al. 2017).


Exclusión física

High tunnelFigura 8. Túnel alto experimental cubierto con polietileno estándar (E.C. Burkness, U de MN).

Los productores en climas nórdicos están utilizando, con más frecuencia, túneles altos para prolongar la estación de producción y para mejorar el rendimiento y la calidad de la fruta. Los túneles altos también pueden servir como una herramienta de control por medio de la exclusión física de plagas de insectos. En 2015 se evaluaron en Minnesota, túneles cubiertos con plástico o con malla fina como una alternativa a la aplicación de insecticidas para la protección de frambuesas contra la infestación de SWD en el otoño en (Rogers et al. 2016). Las bayas localizadas en túneles cubiertos con plástico presentaron una infestación de SWD de un bajo promedio estacional de 2%, comparadas con las bayas en túneles cubiertos con malla que presentaron infestación de 35%, bayas en campos abiertos tratados con insecticidas presentaron 60% de infestación y campos abiertos no tratados presentaron 81% de bayas infestadas (Rogers et al. 2016). Data de microclimas sugiere que la temperatura y humedad en túneles cubiertos con plástico con frecuencia están arriba de la temperatura óptima y debajo de los niveles de humedad respectivamente, para el desarrollo, apareamiento y/u ovoposición de la SWD. Estas condiciones subóptimas pudieron haber limitado el crecimiento de la población en general en comparación con el túnel cubierto con malla. Como consecuencia, ambos métodos de exclusión y de modificación del microclima podrían ser efectivos y complementarios como métodos para el manejo de plagas de las frambuesas durante el otoño y pueden ser una alternativa viable a la aplicación de insecticidas, principalmente para cultivos de pocos acres y producciones orgánicas. 

 


Control químico

applying insecticideFigura 9. Un productor usando un fumigador de aire comprimido para aplicar insecticida a las frambuesas (S. Wold-Burkness, U de MN).

Los insecticidas pueden ser efectivos si se aplican correctamente, pero las aplicaciones de insecticidas se deben combinar con la cosecha puntual entre las fumigaciones, y se debe tener una adherencia estricta a los intervalos de reingreso (REI) y a los intervalos de precosecha (PHI) para cada insecticida (vea la tabla abajo). Dado el potencial de rápido incremento de la población de la SWD, el manejo activo es necesario hasta el final de la cosecha.  Para las frambuesas, se recomienda que se mantenga un intervalo de fumigación de 5 días, cuando sea posible (un intervalo de 7 días deberá ser el máximo permitido), tan pronto como se observe el primer cambio de color de las bayas y la presencia de las moscas. Para cada insecticida, se debe usar la dosis máxima por acre, con alto volumen para máxima cobertura en la copa (ej. >25-40 galones de agua/acre) y, por ejemplo, el uso de fumigadores de aire comprimido para mejorar la cobertura. En el caso de las frambuesas, esto consiste principalmente en la rotación de Mustang Maxx, Malathion y Delegate (o Entrust, para productores orgánicos). Es esencial alternar los insecticidas para minimizar el riesgo de que la SWD desarrolle resistencia al insecticida*.

Para opciones actualizadas de control con insecticidas, por favor refiérase a la guía: “Midwest Fruit Pest Management Guide”, la cual es revisada anualmente.  Esta guía la produce la Extensión de la U de MN en cooperación con Midwest State Extension Specialists.


Insecticide Options

*Una nota relacionada con el Manejo de la resistencia a los insecticidas

El potencial de que se desarrolle resistencia a los insecticidas es un problema real con respecto a la SWD debido al rápido desarrollo de cada generación de moscas y a la tendencia de las moscas Drosófila a desarrollar resistencia a los insecticidas. Además, con el nivel relativamente alto de uso de insecticidas para combatir esta plaga, la exposición prolongada de las moscas SWD puede conducir al desarrollo más rápido de resistencia a los mismos. Uno de los métodos más efectivos para reducir las probabilidades de resistencia a los insecticidas es la rotación entre las clases de químicos. Esto puede lograrse usando la clase de químico como un factor cuando se escoge el producto que se desea usar. Los productores convencionales deben rotar entre las clases de ingredientes activos de organofosfatos (Malatión), piretroides (Brigade, Mustang Maxx y espinosinas (Entrust) o spinetoram (Delegate) cuando fumigan durante la estación. Los productores orgánicos están limitados al uso de Entrust, Pyganic y Grandevo WDG. Grandevo es un nuevo producto con base bacterial que ha demostrado excelente eficacia contra la SWD en pruebas conducidas en Michigan State. El reto en la actualidad es encontrar suficientes suministros del producto para la compra en Minnesota.
Algunos insecticidas tienen etiquetas con información específica acerca de la rotación de las distintas clases de productos químicos para evitar el desarrollo de resistencia. Por ejemplo, después de dos aplicaciones de un insecticida que contenga espinosinas como Entrust o Delegate, los productores deben rotar a una clase distinta de insecticida. El manejo de la resistencia es más difícil para los productores orgánicos ya que ellos tienen menos productos registrados efectivos contra la SWD donde escoger.


Opciones orgánicas

Los productores de fruta orgánica deben tomar en cuenta que, en general, las opciones de insecticidas a su disposición son menos efectivas que los insecticidas convencionales contra la SWD, y que requieren una aplicación más puntual. Sin embargo, la experiencia de los estados del oeste del país y de Michigan, indica que la SWD puede controlarse en la producción orgánica a través de un monitoreo más intenso, aplicaciones oportunas, si se detectan moscas, e intervalos más cortos entre fumigaciones. También es extremadamente importante implementar controles de cultivos para ayudar a reducir el nivel de la población de moscas en general. Esto incluye podar para abrir la copa para mejorar la cobertura de la fumigación, y asegurarse de que las bayas sean cosechadas en un horario puntual. Una publicación reciente de 2016 con respecto a las opciones orgánicas de Michigan está disponible.


Referencias 

Marwa F. K. A., D. A. Kraus, and H. J. Burrack. 2017. Effects of postharvest cold storage on the development and survival of immature Drosophila suzukii (Diptera: Drosophilidae) in artificial diet and fruit. J. Econ. Entomol. 110(1): 87–93. https://doi.org/10.1093/jee/tow289

Purdue Extension. Midwest Fruit Pest Management Guide. Retrieved from: https://ag.purdue.edu/hla/hort/pages/sfg_sprayguide.aspx

Rogers, M. A., E. C. Burkness, and W. D. Hutchison. 2016. Evaluation of covered tunnels for management of Drosophila suzukii in fall-bearing red raspberries. Journal of Pest Science https://doi.org/10.1007/s10340-016-0731-1.

Leach, H. M. J. Grieshop, and R. Isaacs. 2016. Integrated Strategies for Management of Spotted Wing Drosophila in Organic Small Fruit Production. Michigan State University.

Oregon State University. Spotted Wing Drosophila Traps – Monitoring Adult Flight. http://extension.oregonstate.edu/douglas/sites/default/files/documents/hort/2010/spotted_wing_drosophila_traps_osuviticulture1.pdf

Revised December 14, 2018

Uploaded files: